¿Tiene cura el absentismo laboral?

¿Tiene cura el absentismo laboral?

chair-731171_1920

¿Estás a favor del absentismo laboral? Estamos seguros de que tu respuesta es no. ¿Cómo va a defender alguien que un empleado falte a su puesto de trabajo incumpliendo las condiciones establecidas en el contrato laboral? Pues la realidad es que en 2015 en España cinco de cada cien personas no fueron a trabajar ningún día. ¿Sabes a qué equivale eso? A 760.000 trabajadores. Alguien está mintiendo…

Debido a la crisis económica, la tasa de absentismo en nuestro país se ha reducido bastante en los últimos años. Ha sido tal el temor a perder el puesto de trabajo que, incluso, algunas personas que deberían haberse cogido bajas no lo hicieron ante el miedo a ser despedidos. Pero esta tendencia ya empezó a cambiar en 2014 al mismo tiempo que mejoraba la situación económica. La realidad actual es que el absentismo laboral por bajas por incapacidad temporal está resucitando gracias que el empleo está creciendo.

Todos estos datos proceden del balance de las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social que analizan el absentismo derivado de la incapacidad temporal por contingencias comunes. ¿A qué nos referimos con este término? A cuando alguien se da de baja por padecer supuestamente la gripe, el catarro, la alergia, una migraña, un lumbago o una gastroenteritis, entre otras enfermedades.

Independientemente de la causa del absentismo, lo que queda latente es que supone un coste económico para la empresa. ¿Qué se puede hacer al respecto? Hay varias maneras de actuar. Entre ellas destacaríamos el reforzamiento de la cultura empresarial para que todos los trabajadores compartieran unos valores y se sintieran parte del proyecto. Esto supondría mayor compromiso en el trabajo.

Marcar unos objetivos reconocibles y posibles aumentaría también el ánimo entre los empleados, así como incentivarlos a la hora de conseguirlos. Sin olvidar que una de las maneras más acertadas de evitar el absentismo del que hablamos es facilitando la vida laboral y familiar. Se trabaja para vivir, no se vive para trabajar –es lo que piensa la mayoría–.

Sería muy recomendable dotar de las herramientas y de una formación necesaria a los trabajadores y permitirles formar parte de la toma de decisiones, porque todo ello significaría que se les tiene en consideración y que su opinión cuenta.

¿Y qué puede aportar al respecto una firma como Talento Consultores de Comunicación? Campañas de comunicación interna contra el absentismo laboral. Los resultados están ahí. Las empresas que confían en nosotros reducen notablemente tales cifras. Nos encantaría poder demostrártelo en la distancia corta.

En definitiva, las empresas deben valorar a sus empleados y hacerles ver que su trabajo es importante y que si faltan injustificadamente hacen daño a la empresa en general. ¿Ayudarán todas estas pautas a reducir los niveles el próximo año? Está por ver.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*