De absentismo laboral y cultura corporativa

De absentismo laboral y cultura corporativa

girl-1064659_960_720

El absentismo laboral no es algo nuevo. Pero en los últimos tiempos está en aumento. España es uno los países con mayor nivel histórico de bajas laborales. En cambio, Estados Unidos es el que presenta menos ausencias y mantiene, además, una tendencia decreciente en el tiempo.

La ausencia laboral significa, como es obvio, que un trabajador no se presenta físicamente en el lugar de trabajo durante las horas correspondientes a la jornada laboral. Existen distintas formas de absentismo –o ausentismo, que significa exactamente lo mismo–, según sus causas:

  • Previsible y justificado. El trabajador informa con antelación a la empresa de su falta.
  • No previsible y sin justificación. El empleado abandona su puesto sin ningún tipo de autorización, ni aviso expreso. Puede ser por causas personales o por alguna enfermedad repentina o accidente.
  • Virtual. Es el caso en el que sí se acude al lugar de trabajo pero se dedica a tareas ajenas a su actividad laboral. 

¿Por qué no acudir al trabajo?

Son muchos los motivos que llevan a una persona a faltar a su lugar de trabajo: falta de promoción y motivación, tareas monótonas y ausencia de interés, estrés, responsabilidades familiares, mal clima laboral…

Las empresas no pueden llevar un control de todos sus trabajadores, pero sí pueden tomar una serie de medidas para reducir el problema de ausentismo. En Talento Consultores de Comunicación implementamos con éxito campañas internas de concienciación para grandes corporaciones encaminadas a lograr que los empleados estén a gusto en sus puestos de trabajo.

Lo primero que hay que hacer es averiguar las causas de dichas ausencias. Una vez que conozcamos los problemas de nuestros asalariados, hay que centrarse en lo más importante: la motivación.

Hay que reforzar la cultura corporativa para que el empleado se sienta identificado con la empresa y su estrategia. Esto es algo fundamental para disminuir el índice de faltas. Generar información y crear una buena comunicación en todos los niveles de la compañía también ayuda a fortalecer esa unión.

Recientemente se ha dado a conocer en nuestro país el caso de una importante compañía aeronáutica. La mala gestión del absentismo laboral le costó el puesto de trabajo a uno de los grandes directivos de la empresa debido a una denuncia de acoso laboral por parte de uno de sus trabajadores.

El ausentismo es el día a día de empresas que no saben cómo acabar con el problema. Reducir el absentismo laboral es posible. Y desde Talento estamos orgullosos de decir que hemos logrado dar un giro de timón a muchas personas que ahora van contentas, relajadas y motivadas a su lugar de trabajo. Solo hay que saber cómo hacerlo. Y nosotros lo sabemos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*