¿Qué es videomarketing y qué no es?

Todo el mundo habla de videomarketing. Tú también, pero no lo sabes. Si vives en pleno siglo XXI y no pasas tus días encerrado en una cueva es más que posible que sepas qué es videomarketing. Vamos más allá. Puede darse el caso de que hayas sido impactado por algún ejemplo de videomarkting y tú ni te hayas enterado. Y es que a veces vamos tan deprisa que no nos paramos a reflexionar sobre lo que tenemos delante.

El primer paso para conseguir unos objetivos realistas y estables es tener claro adónde queremos llegar y cómo queremos hacerlo. Esto es lo que puede llevarnos a situaciones exitosas. A lo largo de este artículo vamos a conocer los conceptos más importantes del videomarketing y qué debemos tener en cuenta para llevar a cabo una estrategia de videomarketing bien definida.

 

Dick expone los beneficios emocionales de utilizar sus zapatilla.

 

Definición de videomarketing

Estamos ante una herramienta de comunicación que utiliza la imagen audiovisual para lograr multitud de beneficios en entornos online y offline. Con el videomarketing se aporta valor a la marca gracias a un vídeo. La idea es clara: hay que conseguir que los usuarios que vean el vídeo queden impactados de forma emocional o aprendan algo nuevo.

Algunos de los objetivos del videomarketing tienen que ver con mejorar las ventas de un ecommerce, hacer branding, mejorar el posicionamiento web o promover nuevas ideas de negocio. Lo que muchos llaman efecto wow.

Quizás te preguntes: ¿puede el videomarketing ayudar a mi empresa? La respuesta es sí. No es tan importante el tamaño de tu negocio como las ganas de querer hacer cosas. En multitud de casos, la creatividad y la originalidad son elementos más potentes que el dinero. ¿Sabías que el propio Dropbox comenzó haciendo vídeo tutoriales para enseñar a los usuarios a usar la herramienta? El CEO de Dropbox era el narrador.

¿Por qué cualquier vídeo de Internet NO es videomarketing?

Ahora que sabemos qué es videomarketing y para qué sirve, tenemos que tener claro que no cualquier vídeo lo es. Estamos acostumbrados a bucear por Internet consumiendo material audiovisual pero no todo es videomarketing. Hacer un vídeo por casualidad no es videomarketing. Subir un vídeo a modo selfie a YouTube, tampoco. La diferencia clara radica en que para hacer videomarketing hace falta una estrategia.

El videomarketing debe utilizar un plan estratégico con una meta que derive del plan de marketing de la empresa. Por ejemplo, grabar a tu hija en el coche haciendo muecas y subirlo a YouTube puede darte más de diez millones de visitas. Pero eso no es videomarketing, es un viral. Y grabarte sentado en el suelo y sonriendo durante más de cuatro horas puede ser original, pero tampoco es videomarketing.

 

Viral de una madre grabando a su hija haciendo muecas.

 

Proyecto de Sitting and smiling.

 

Una estrategia de videomarketing debe basarse en distintos pasos:

  • Definir objetivos.
  • Establecer y segmentar target.
  • Definir mensaje a comunicar.
  • Elaborar una buena producción del vídeo.
  • Trazar un calendario de contenidos para los canales de difusión.
  • Medir resultados, explorar datos y analizar resultados.

 

Videomarketing en ejemplos

Bueno, ahora que tenemos claro que necesitamos una estrategia para hacer videomarketing vamos a ver ejemplos de lo que sí es videomarketing. La creatividad no tiene coto, por lo que posibilidades hay millares. Piensa en un vídeo de presentación de tu empresa en el que muestres todo lo que le da valor y los productos o servicios que ofreces. O quizá vídeos testimoniales con opiniones reales de los clientes donde hablen de su experiencia. ¿Qué tal un streaming en vivo? Los directos son lo más. Los vídeos 360 grados consiguen acercar tu lugar de venta al gran público de manera original. ¿Y los tutoriales? ¡Que levante la mano el que no haya visto nunca un tutorial en YouTube! Lo vemos con algunos ejemplos.

 

 

Vale, ni idea de qué tiene de especial esta máscara de entrenamiento. ¿Pero no quieres conseguir una? That’s the point!

 

 

 

Los comparativos son éxito seguro. Dudamos mucho entre productos similares y un vídeo así puede hacer la diferencia para que el usuario se decante por ti.

 

 

 

Un buen testimonial aporta reputación positiva a tu marca. Utiliza a tus seguidores para que cuenten lo contentos que están con tu servicio.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *