La vuelta de Edu, el spot más creativo de la Navidad

Era el año 1998. Avanzaba el otoño y nos ibamos acercando a la Navidad en una época en la que los únicos virales que existían aparecían en la televisión y se transmitían de viva voz en la calle. Los noventa dejaron un buen puñado de hits populares. Frases y coletillas que acabarían formando parte del léxico español con toda su morfosintaxis. Acabábamos de aprender gracias a Chiquito lo que era un fistro y que un torpedo tenía más acepciones en la calle que la de proyectil subacuático de guerra. Y si bien el genio del humor sería el fenómeno viral analógico por excelencia de la década, los noventa no se despedirían sin dejarnos otra frase para la posteridad:

Hola, soy Edu. Feliz Navidad.

Con este repetitivo anuncio,  elaborado por la Agencia Casadevall Pedreño PRG, Airtel —la actual Vodafone— se convertiría en la indiscutible marca protagonista de aquellas fechas. La publicidad no solo debe lanzar un mensaje, tiene que buscar la manera de que ese mensaje cale en la mente del público, que lo interiorice. Que lo haga familiar. Y Airtel es, a día de hoy, más de dos décadas más tarde, probablemente el resultado y efecto más contundente de una campaña de marketing gracias a aquel niño que no paraba de llamar para felicitar las fiestas.

Tanto es así que, pasado este tiempo, Edu sigue siendo parte del imaginario colectivo. Pura cultura pop reutilizable como un cuadro de Warhol o el Like a virgin de Madonna. Atemporal. Transgeneracional. Y ha sido la casa de automóviles Volkswagen la que lo ha demostrado con el spot navideño más original de estas fiestas. La agencia DDB, encargada del anuncio, decidió recuperar la figura de Edu para volver a felicitar la Navidad. Esta vez, un Edu ya adulto no nos vende llamadas ilimitadas. Nos vende un coche. Y, por ello, cuelga el teléfono para desplazarse a las casas de aquellos a las que años atrás llamaba. Con el mismo propósito: felicitar a sus seres queridos, pero en persona.

El giro dado por DDB es de un calibre creativo extraordinario, cerrando el spot con un más que adecuado No llames, ve a verlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *