Tipología de videomarketing: ¿qué clases existen?

Talento-tipos-videomarketing-jul19-img

 

¿Qué se pretende con el videomarketing? Una de las principales razones es atraer la atención de los usuarios. Impactar en ellos para poder contarles qué podemos ofrecer o cómo podemos satisfacer sus necesidades. Sin embargo, ¿sabemos cómo hacerlo? La estrategia en el videomarketing es fundamental para la consecución de los objetivos. Y antes de seleccionar qué camino seguir, es interesante ver cómo podemos hacer estos vídeos.

¿Qué tal si profundizamos en su tipología y vemos algunos ejemplos?

Desde tipos de videomarketing según su retorno de la inversión o duración, hasta vídeos según temática o estilo. Vamos al lío. Toma nota, que no se diga que no estás aprendiendo con nosotros.

 

Video marketing según su ROI

A la hora de medir los resultados tenemos que tener en cuenta que el establecimiento de los objetivos que perseguimos debe ser siempre el primer paso. Hazte estas preguntas. ¿Qué quieres conseguir con tu estrategia de videomarketing? ¿Quieres generar más conversiones? ¿Quieres conseguir leads? Si no estableces los objetivos, no podrás medir y analizar resultados.

Tienes o debes elegir un buen sistema de análisis. Una vez definidos tus objetivos y tu sistema de medición, tienes que analizar los resultados. Ojo, es necesario destacar que el ROI no siempre tiene un valor monetario, se puede calcular también en función de interacciones, descargas de formularios u otras acciones específicas. Y hay que tener en cuenta que tienes que contabilizar el presupuesto de las diferentes etapas de elaboración del producto –preproducción, producción y posproducción–, sus canales de difusión y las herramientas necesarias para el análisis de datos.

Vamos con un ejemplo más visual.

 

 

En este primer ejemplo nos centramos en StoryBooked, un proyecto de la cadena hotelera Marriott y su programa Traveler Marriott. Con un estilo bien definido y brillante, el vídeo muestra la esencia de un país a través de la danza. Finaliza con una llamada a la acción para enviar al usuario a conocer más vídeos en la web y, si lo deseas, reservar una habitación en uno de sus hoteles. Es es el objetivo. Forma parte de una serie de cortos que van desde los cinco a los once minutos de duración. Una forma muy creativa de conectar con su audiencia.

 

Videomarketing según su duración

Lo habitual es hacer vídeos de no demasiada duración, ya que captar la atención del público objetivo durante más tiempo a veces puede ser difícil. Ya lo sabes: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Sin embargo, todo depende de qué tipo de vídeo hagas, cómo lo hagas y para qué lo hagas.

¿Sabías que un minuto de vídeo expresa lo mismo que un texto de casi dos millones de palabras?

¿Tenemos entonces que hacer siempre vídeos cortos? No, en absoluto. Tenemos que adaptarnos a nuestras necesidades y a las de nuestro público. Lo que no debemos es hacer un vídeo largo porque sí, pero si el contenido es potente podemos lanzarnos sin miedo a la piscina.

Por ejemplo, YouTube es una plataforma donde los vídeos largos funcionan mejor que los cortos. No hay que olvidar que YouTube pertenece a Google, y a Google le encanta el contenido largo de texto. Ocurre lo mismo con el vídeo. A nivel de posicionamiento, los algoritmos de YouTube posicionan mejor las piezas largas. A más tiempo de visualización, mejor posicionamiento le otorgará YouTube a ese vídeo.

Supongamos que tenemos un clip de diez minutos y conseguimos que el usuario vea cuatro. Siempre será mejor que el clip que dure tres minutos y el usuario vea dos. Profundizando aún más, Tubefilter hizo un estudio en 2017 y en él decía que los vídeos entre siete y dieciséis minutos de duración lograban un cincuenta por ciento más de datos positivos que vídeos de otras duraciones.

El retorno esperado con vídeos cortos está relacionado con el branding. Por el contrario, el de los vídeos largos es generar un interés mayor y acercar al target a tu objetivo de conversión. En definitiva, la duración de los vídeos es variable y depende de factores diversos.

En videomarketing según ROI hemos visto un vídeo largo (8:25). Pongamos ahora un ejemplo de corta duración.

La empresa Mint explica el uso de su plataforma en tan solo minuto y medio. Lanza su producto y argumenta de forma sencilla la solución a posibles problemas.

 

Video marketing según su técnica y estilo

La técnica y el estilo de un contenido audiovisual empleado para hacer videomarketing es muy diversa. Según lo que se pretenda conseguir se utilizará una tipología de pieza u otra. Digamos que hay casi un tipo de vídeo por objetivo. A continuación te mostramos algunos ejemplos.

Anfitrión. Es el vídeo que se utiliza para recibir a los visitantes en tu web. Imagina que la web es tu hogar y tienes que recibir a tus invitados con una buena puesta en escena. Este tipo de vídeos se coloca en las landing para reforzar el interés del target y sirve de guía para los usuarios que se introducen en tu marca.

Tutorial. Es una de las técnicas y estilos más utilizadas para hacer videomarketing. Está relacionado con el vídeo de producto, aunque va un paso más allá. Es una guía audiovisual sobre un producto o servicio de tu empresa. Su objetivo es solucionar dudas y empujar al target a la decisión de compra.

Responsabilidad social corporativa. Estas piezas funcionan muy bien para mostrar los valores de la empresa. Estos mensajes son ideales para la construcción de una buena reputación positiva.

Publicidad. Es una categoría muy abierta. En ella se incluyen vídeos que tienen como objetivo principal dar popularidad a una marca o empresa. El storytelling es su técnica más utilizada e intenta aunar viralidad e impactos emocionales.

Branded content. Con este tipo de vídeo se quiere construir un contexto alrededor de una marca o empresa. Su finalidad no es en sí la venta. Es crear recuerdo de marca y vincular esta con un ramillete de productos o servicios.

Testimoniales. Una de las principales tareas del marketing relacional es construir un línea entre cliente y empresa a través de la humanización de la marca. Con los vídeos de entrevistas y testimonios se consigue dar confianza y se logra esa humanización.

 El videomarketing en 2019 deja de ser tendencia, porque es una realidad. Se espera que para el 2020 el ochenta por ciento del tráfico de Internet sea generado por vídeos. Casi nada. El videomarketing para empresas es tu mejor aliado para llegar a tu público objetivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *