Comunicación en tiempos de virus

comunicación crisis

Desde hace semanas, y especialmente desde hace días, la palabra virus va desafortunadamente vinculada a la idea de crisis, entendida y aplicada a diferentes ámbitos como el sanitario, económico o social entre otros.

El impacto del COVID-19 está provocando a nivel internacional una situación muy compleja que está obligando a la implantación de medidas excepcionales con efectos muy relevantes en el día a día de toda la ciudadanía.

La comunicación en este momento resulta de vital importancia a todos los niveles. Es fundamental que la información se transmita correctamente, para lo cual es determinante cuidar el mensaje, el canal, las fuentes, el formato y los tiempos. Así se convertirá en una herramienta clave para ayudar a acabar, o reducir en la medida de lo posible, los efectos negativos que esta situación pueda traer consigo.

 Además, la comunicación en situaciones de crisis debe luchar cada día contra dos enemigos que tiene en su propio sector: la desinformación y las conocidas “fake news”. No hay nada más contraproducente que la información originada a partir de datos no contrastados, rumores o incluso el propio vacío comunicativo. Es importante que esto no se produzca, pero en caso de ser detectado, es de vital importancia actuar de inmediato ya que el tiempo de respuesta es algo fundamental en estos momentos.

Comunicación interna

Todo lo expuesto hasta el momento puede ser, o mejor dicho, deber ser, extrapolado a la comunicación interna en el ámbito empresarial. En estos tiempos de gran incertidumbre en el plano laboral donde las organizaciones están teniendo que adaptarse a las nuevas medidas impuestas, hasta el momento sin precedentes, la comunicación con sus empleados debe ser de vital importancia. Solo así se podrá conseguir que todos los miembros que conforman la organización estén debidamente informados sobre la situación de la empresa e implicados con la misma.

Para ello se deberá marcar una estrategia de comunicación que de forma clara establezca la línea a seguir, la designación de un portavoz, los mensajes a trasmitir y los soportes a utilizar según el caso.

Como ya indicábamos antes, el tiempo en la comunicación interna también se convierte en un elemento importante. Se debe mantener una actitud proactiva desde la dirección, tomando en todo momento la iniciativa en la información de los acontecimientos.

En Talento siempre trabajamos para defender la importancia de la comunicación como una herramienta fundamental en el día a día, tomando ahora especial protagonismo por encontrarnos en un escenario caracterizado por la incertidumbre general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *