Cómo recuperar la creatividad y no morir en el intento

colors-768691_1280

¿Alguna vez que otra te has quedado en blanco? Si eres humano, la respuesta será –con un 100 % de probabilidades– que sí. Tranquilo, a todo el mundo le puede pasar. Incluso al más ingenioso y erudito. No es algo por lo que avergonzarse. Es más, puede que salgas fortalecido después de un momento de crisis. Por muy duro que este sea, un soplo de aire fresco siempre viene bien. La creatividad se encuentra. A veces está más escondida que otras. Pero está ahí. Solo habrá que armarse de valor y salir a buscarla. Ten los ojos muy abiertos. Aquí te traemos una serie de consejos para mantenerla ‘vivita y coleando’.

– Cuando te sientas estancado en medio de un proyecto, lo primero que hay que hacer es mantener la calma. Que no cunda el pánico. Hay maneras de superar este bache sin rasguño alguno. Relájate. Tómate un cafelito. Da un paseo. Lee un libro. Y así, haz infinitas actividades. Cualquier cosa servirá para distraerte, desahogarte y recuperar el entusiasmo perdido. Salir de la rutina aumentará tu creatividad.

– ¿Se te ha ocurrido alguna vez llevar papel y boli contigo? Bueno, también vale un dispositivo móvil. No nos vamos a poner exquisitos. La finalidad es la misma. Es provechoso y útil anotar cada idea. Realizar una nota de voz. Escribir. Dibujar. Hacer listas. Cualquier cosa vale si esta mantiene tu mente despierta. No te pares a pensar. Filtrar información no sirve de nada. La genialidad puede aparecer cuando menos te lo esperes. A ver si por una tontería la vas a tirar a la papelera.

Be free, my friend. Aprovecha tu estado de bloqueo y deja que tu imaginación vuele. No es por ahondar en la herida, es por ser francos. Tu mente ya está en blanco y no tienes nada que perder. Ábrete a nuevas experiencias y opiniones. Rompe las normas establecidas. Bebe de otras fuentes. Diviértete explorando posibilidades. Libérate de prejuicios y manías. Y si hace falta, pide segundas opiniones. El feedback siempre es positivo.

– Y por último, no te rindas jamás. Equivocarse es ley de vida. Permítete la licencia de cometer errores. Nadie es perfecto. Si ahora no sale, luego saldrá. No te agotes. Todo tiene su tiempo. La creatividad no es un talento especial. Hay que trabajarla. Esforzarse cada segundo. Porque, como decía el gran Picasso, “cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *