3, 2, 1… ¡Acción!

cinema-1468437_1920

¿Prefieres una instantánea de un grupo de amigos disfrutando de una comida o un vídeo en el que se les escuche hablar, se aprecien sus expresiones y se capte la esencia del restaurante? Si tu respuesta es la que esperábamos, entonces tú también has comprendido que el vídeo en las redes sociales está de moda.

Y es que una imagen en movimiento vale más que mil palabras. Según datos de comScore, el consumo de vídeo online está creciendo de forma exponencial. De hecho, el 82 % de los internautas españoles consume contenidos de vídeo online de forma regular. Y el motivo es el crecimiento y la consolidación de las redes sociales y las plataformas destinadas a este fin, como Youtube, Vimeo, Viddler, etc. Pero no solo eso, sino que hay otras firmas, como la multinacional norteamericana CISCO, que apunta que el 57 % del tráfico registrado en Internet corresponde a vídeos online. Y agárrate, porque en los próximos años se espera que esta cifra aumente a casi el 70 %.

Ante estos datos no es de extrañar que cada vez haya más empresas de todos los sectores que se suban al carro de los contenidos audiovisuales. Se trata de un recurso rápido, sencillo y efectivo que proporciona numerosas ventajas desde el punto de vista del marketing de contenidos. ¿Por qué? Sigue leyendo.

Que los vídeos en las redes sociales aumentan la visibilidad corporativa y las opciones de posicionamiento de las empresas es ya un hecho. Y esto es así porque si un usuario busca lo que le ofreces y tu contenido audiovisual le ha cautivado, esto hará que aumente el tráfico a la web de tu empresa. Además, si consigues que tus clientes accedan a los vídeos de manera regular, conseguirás su fidelización. Y no te creas que se trata de un recurso costoso. Todo lo contrario. Puedes publicar tus vídeos de forma sencilla, compartirlos y generar canales para aumentar su difusión. Quizá lo que sí requiere un poco más de trabajo sea la producción del material, aunque con una buena cámara de vídeo y un programa de edición básico es posible realizar trabajos de buena calidad.

Sin duda, si pretendes convertirte en todo un referente de tu sector, los vídeos son una excelente herramienta para mejorar la reputación y el prestigio de tu marca.

El usuario verá el esfuerzo por generar contenidos en múltiples formatos y le dará un valor añadido. Con un poco de creatividad, de planificación y determinación, conseguirás que tus vídeos aumenten tus ventas. ¡A por ello! Ah, no olvides que los vídeos deben comunicar sentimientos y emociones para que perduren en la memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *